Con el lema Derechos Humanos en el Cine, Dedicado al Año del Cine Paraguayo y en Conmemoración a los 150 Años de la Epopeya Nacional, arranca el 27º Festival Internacional de Cine -Arte y Cultura- Paraguay 2017 del 18 de setiembre al 4 de octubre en su nueva sede el complejo Cinemark.

Este martes 18 de setiembre a las 11:00 en el Hotel Internacional, invitamos a la conferencia de prensa sobre el estreno de la película documental “CHACO”, estrella de la Función Inaugural del Festival en esta vigésimo séptima edición. 

Estarán presentes Daniele Incalcaterra, director y guionista de CHACO y el director del 27º Festival Internacional de Cine, Hugo Gamarra. Está Invitado Don Gabriele Philip Annis, Embajador de Italia, que hizo posible la presencia del cineasta Daniele Incalcaterra en esta edición del Festival.

La Función Inaugural en la sala 7 de Cinemark será para invitados. El público en general podrá apreciar la misma programación con la película CHACO en la sala 6 (entradas en boletería). 

El director del Festival ha justificado la elección de este filme con el texto a continuación: 

Con Auspicio de la Embajada de Italia

CHACO

Argentina / Italia / Suiza 2017 – Color 106 min.                      

Dirección y Guión: Daniele Incalcaterra y Fausta Quattrini

Documental 

Premios: Declaración de interés cultural y subvención del Ministerio Italiano de la Cultura (MIBACT); Premio Greenpeace Mejor Película de Tema Ambiental de todas las selecciones oficiales en el 32º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata 2017; Premio Mejor Película Suiza en el Festival Vision du Réel de Nyon, Suiza 2018; entre otros.

El Impenetrable (22º Festival) narraba la odisea de un hombre -el mismo director- que heredó de su padre 5.000 hectáreas de tierras vírgenes en el Chaco Paraguayo (ese far-west paraguayo) y la decisión de devolverla al pueblo originario Guarani Ñandeva. Vuelve aquí, narrando la persistencia y la construcción de esa utopía: la Reserva Natural Arcadia, con la naturaleza virgen pero en extinción, y el Estado omnipresente pero ausente en el Chaco. Infinidad de conflictos se oponen a concretar este sueño ecológico: la burocracia de la justicia paraguaya, la corrupción administrativa y los vericuetos legales para un problema de títulos originado en la época de Stroessner; también los dilemas del mismo narrador, los negociados de tierras para la agroindustria o el narcotráfico y la lucha de los nativos por sus derechos ancestrales.

El relato es cautivante con su forma de thriller y con el sentido poético de sus imágenes, de los espacios físicos y a la vez simbólicos. Ante la impotencia de una realidad enmarañada, se erige esta película valiosa y comprometida, que denuncia una situación sin solución aparente y de la que dependen la vida de animales, árboles y seres humanos.