UNA MUJER, UNA VIDA

(Une vie)

Con Auspicio de la Embajada de Francia

Francia / Bélgica 2016 – Color 119 min.

Dirección: Stéphane Brizé

Guión: Stéphane Brizé y Florence Vignon basado en la novela de Guy de Maupassant.

Fotografía: Antoine Héberlé

Montaje: Anne Klotz

Diseño de arte: Valérie Saradjian

Música: Daniel Pemberton

Con: Judith Chemla, Jean-Pierre Darroussin, Yolande Moreau, Clotilde Hesme, Swann Arlaud, Nina Meurisse, Olivier Perrier y otros.

Premio Louis Delluc Mejor Película 2016; Premio de la Crítica Internacional Mejor Película en el Festival Internacional de Venecia 2016; entre otros.

 

La literatura de Maupassant, una de los predilectas del cine, sirve para que el cineasta francés, varias veces indicado por nuestro Festival (No estoy hecho para ser amado, Algunas horas de primavera), construya una metáfora sobre nuestro tiempo de zozobra y nos cuente su versión de lo que vivió una mujer en la región de Normandía del siglo XIX. “La vida nunca es ni tan buena ni tan mala como la imaginamos” es sentencia clave para apreciar la conmovedora historia de la baronesa Jeanne quien, luego de obtener la rígida formación en un convento y llena de ilusiones, se casa con un joven que le trae desaires y desdichas. El viaje interior de la heroína es un lento y sufrido proceso de desilusión, que enfrenta con mezcla de amor a la vida, temor al futuro y resistencia al dolor, hacia una esperanzada iluminación. Brizé aprovecha este personaje, atrapado en una telaraña de circunstancias y arrastrado hacia la incertidumbre y la soledad, para valorizar la dignidad y la amistad entre dos víctimas de la autoridad masculina en esa encorsetada sociedad. Evitando solemnidad y clasicismo, arriesgó desde lo narrativo un estilo hiperrealista, de múltiples elipsis y saltos temporales nunca explícitos, usando el formato visual propio del cine mudo. Con estupendas interpretaciones y fotografía, ésta es una película que recompensará la imaginación del espectador.