UNA SEMANA Y UN DÍA

(Shavua ve Yom)

Con Auspicio de la Embajada de Israel

Israel 2016 – Color 98 min.

Dirección y Guión: Asaph Polonsky

Fotografía: Moshe Mishali

Montaje: Tali Helter-Shenkar

Diseño de arte: Yoav Sinai

Música: Ran Bagno

Con: Sharon Alexander, Shai Avivi, Evgenia Dodina, Uri Gavriel, Carmit Mesilati Kaplan, Tomer Kapon y otros.

Premios: Mejor Película Israelí, Mejor Opera Prima y Mejor Guión en el Festival de Jerusalen 2016; Mejor Ensamble Actoral en el Festival Internacional de Oldenburg 2016; Premio de la Fundación Gan para Distribución en el Festival de Cannes 2016; Mejor Actor Secundario por la Academia de Cine Israelí 2016; entre otros.

Un matrimonio termina la semana de Shiva (ritual de luto en la religión judía) por su joven hijo fallecido de cáncer. Tras recibir visitas y condolencias durante siete días, la pareja de padres huérfanos se queda a solas. Están profundamente deprimidos y cada uno se expresa a su manera. Vicky intenta ocuparse de asuntos concretos, desde retomar su ocupación de maestra hasta ir al dentista. Pero Eyal no puede simular que todo sigue igual y canaliza su frustración con ataques de violencia y disparates propios de un adolescente rebelde, liberado de represiones y máscaras sociales. Al volver al hospital donde estuvo internado su hijo, para recuperar la manta con la que éste se cobijaba, encuentra un paquete de marihuana medicinal y a Zooler, un joven inepto y casi desempleado, otrora mejor amigo del fallecido, quien le acompañará en su difícil camino de regreso a la luz. Lejos de deprimente, esta sorprendente película –de lo más valioso del nuevo cine israelí– es tan cómica como conmovedora. Equilibra con maestría el drama con la comedia, la levedad con la muerte. Excelentes actuaciones y fotografía, diálogos y ritmo, contribuyen maravillosamente a este viaje que nos descubre cómo la vida puede ofrecer una nueva oportunidad para recuperar la felicidad perdida.